Descalzadora con libélulas

descalzadora libélulas 4descalzadora libélula 3

Este es un buen ejemplo de cómo puedes dar un cambio sustancial a un mueble con muy poco.

Era una descalzadora de madera oscura, de esos muebles coloniales que estuvieron de moda hace unos años y que ya nos cansaron tanto. La he pintado en gris muy oscuro, casi negro y he cambiado el cojín, que era espantoso, por uno con una tela blanca con libélulas en gris.

No seré yo quien diga que ha quedado espectacular (bueno venga, sí lo digo yo).

La sensación que transmite es de serenidad y orden pero las libélulas la descargan un poco de tanto control, es como si Marie Kondo se hubiera levantado de la cama queriendo hacer locuras, todas las locuras que se puede permitir alguien que sufre si los calcetines están apretados en un cajón, ya me entendéis.

Precio: 75€

Cómo comprar: aquí

Contacto: luniqueblog@gmail.com

Anuncios