Aparador negro

aparador negro vendido

DSCN1062

Aparador de madera pintado en negro.

Dicho así, parece muy serio, lo sabemos, pero eso dependerá de dónde lo coloquéis y de qué pongáis encima.

Podéis utilizarlo para guardar libros, la vajilla, los discos …¡cualquier cosa! Sus medidas son perfectas incluso para espacios no muy grandes, 103x39x80 cms.

Vamos a imaginar un bonito cuarto de baño con suelos de damero blanco y negro. Perfecto para nuestro mueble. Con un motón de toallas blancas, blanquísimas y unas velas. ¡Chapeau!

Y en un salón con aire de los 60, podemos poner encima unas láminas de colores planos rojo, amarillo, estilo pop art  y ¡se acabó la seriedad!

Contacto: luniqueblog@gmail.com

Cómo comprar: aquí

Baúl

 

baúl vend

baúl

Mis amigos tenían este baúl en su taller, no se encontraba en su mejor momento pero pensamos que merecía otra oportunidad. Una limpieza a fondo,unos arreglillos  y de nuevo en circulación. Su misión ahora  será banco descalzador  en una entrada o a los pies de la cama o donde tú quieras…

 

Mesilla gris y amarilla

vendido mesilla gris y amarilla

mesilla gris y amarilla det

Mesilla de madera pintada en gris y el interior en amarillo. Acabada a la cera.

Es muy ligera ya que no tiene cajones ni trasera lo que te permite colocarla en cualquier sitio y darle muchos usos.

Como parece  que tiene luz propia te puede ayudar a iluminar ese rincón tan oscuro en el que todo lo que pones desaparece, así ese espacio se hará más grande de repente.
Tamaño: 49 x 30 cm Altura: 57 cm

Si este producto está vendido pero quieres algo similar, pregunta por si podemos buscar algo para ti.

Contacto:  luniqueblog@gmail.com

Cómo comprar: aquí

Espejo gris retro

espejo gris vend

espejo gris detalle luniqueblog

Espejo de madera antiguo, con la luna biselada y copete labrado con motivos geométricos.

Está pintado en gris perla.

Parece la puerta superviviente de un armario de principios del siglo pasado, por eso el espejo tiene alguna huella del tiempo. Si te fijas bien en la foto se ve alguna picadura pequeñita y una raya, pero eso le da mucho más carácter.

Lo puedes dejar apoyado en el suelo en el dormitorio o en la entrada, lo que te dará un toque extra de luz y el visto bueno cada vez que salgas de casa.

O lo puedes colgar en la pared, vertical u horizontal, como mejor te encaje. Sigue leyendo