Párate un momento

the true cost 2

Los que me seguís hace tiempo sabéis que en las bases de Lunique está el reciclado y el consumo moderado de producto local y con criterio. Compra menos, compra mejor.

Esto viene a cuento por que he visto un documental que me ha puesto en marcha para intentar salir de la rueda del consumismo también en cuanto a la ropa. The true cost (lo podeís ver en Netflix). Trata sobre el coste real, tanto en términos humanos como económicos, de la ropa barata. A ver si entre todos nos concienciamos (que nos duela la conciencia) de que comprar ropa sin medida tiene consecuencias terribles en todos los aspectos.

Comprar cosas baratas, tanto ropa como objetos de decoración, hace que las grandes empresas productoras abaraten costes de la forma más drástica posible*, del sueldo de los empleados, trasladando las fábricas a países en los que los salarios y los derechos sociales son mínimos. Y no podemos seguir creyendo que su economía se ve impulsada por la implantación de estas fábricas y que comprando les estamos ayudando, no es verdad.

La contaminación y los residuos que generan en países donde la legislación no es muy rigurosa (o es directamente inexistente) y los gastos de transporte son tremendos pero, además, como lo que compramos es tan barato no nos da pena tirarlo casi sin usar, o incluso sin haberlo estrenado, generando una cantidad de basura que nos va a acabar ahogando literalmente.

El reciclaje y el mercado de segunda mano son una manera de salir de la espiral de consecuencias que trae la superproducción por un consumo salvaje, pero lo que no les interesa en absoluto es la otra opción que requiere un poco más de calma: pararse a pensar antes de comprar y decidir si necesitamos lo que estamos a punto de llevarnos a casa, aunque aparentemente sea tan barato que no nos importe el gasto. Comprar menos,  en pocas palabras.

Nuestros tataranietos no nos van a perdonar tener que irse a Marte por que nosotros no supimos o no quisimos parar a tiempo.

* Otra manera que tienen de abaratar costes es el plagio y la copia de diseños, un tema que intentaré tocar otro día.

Anuncios

Mesa de centro de tablas de colores

vendido mesa tablas colores

mesa centro tablas det            mesa centro tablas2

 

Puede ser una mesa de centro o un mueble para la entrada, según lo quieras usar.

Está hecha a mano, así que es única y  la hemos renovado pintado las tablas de colores para darle ese aspecto de madera reciclada sacada de algún naufragio.

Tiene una hendidura muy original que puede servir para guardar las revistas. Pero si eres un poco menos convencional y le metes algún tipo de envase, lo puedes usar en la entrada para dejar los paraguas.

Si además eres un experto manitas, te damos otra idea: mete un par de focos pequeños y tendrás la entrada iluminada con un luz difusa muy agradable.

Medidas: 42 x 91 cm. 42 cm altura.

Contacto: Luniqueblog@gmail.com

Cómo comprar: aquí

 

Cabecero de tablas recicladas

cabecero reciclado1

cabecero reciclado osos               cabecero reciclado mesillaroja

 

Hoy os proponemos una vuelta a la sencillez con este cabecero de tablas recicladas, tintado en gris y blanco.

Es muy cálido a pesar de los colores porque la madera tan rústica siempre nos da la sensación de casa calentita.

Y tiene la ventaja de que los colores neutros los podemos animar con los complementos sin que resulte demasiado agotador. Un cabecero naranja acaba haciéndose el dueño de la habitación y sólo logras callar los gritos poniendo el resto de las cosas neutras; si es al contrario, y son los accesorios los que dan la nota, cuando te canses sólo tienes que cambiarlos y parecerá que cambias la decoración completa. Eso viene muy bien cuando al cuarto empiezan a sobrarle ositos y a faltarle libros, entonces no hace falta tirarlo todo y comprarlo nuevo, sólo ir renovando poco a poco según las necesidades del momento.

Tiene unos enganches para colgarlo, lleva muchas manos de lija y está pensado para una cama de 90 cm.

Medidas: 100 cm

Precio:40 €

Contacto: Luniqueblog@gmail.com

Cómo comprar: aquí